Sistema de la naturaleza


26,00 € (IVA incluído)

ISBN 9788492422036

Sistema de la naturaleza

Holbach

Colección Los ilustrados, 1

688 páginas

Traducción y epílogo de José Manuel Bermudo y otros.

 

"Holbach, el primer filósofo sistémico de la historia" (Mario Bunge)

 

"¡Divino Holbach! La pasión atea de este filósofo es considerable. Pulveriza los melindres deístas de Rousseau, las comedias anticlericales de Voltaire, defensor de la religión para el pueblo, y las dudas de Diderot sobre Dios" (Michel Onfray)

 

"Voltaire predicaba tolerancia y la libertad de religión. Hizo un recuento de las mentiras que precedieron a los crímenes [de la Iglesia católica], pero no quiso (por prudencia) escribir una historia completa. Tampoco lo hicieron otros grandes ateos de su tiempo, aunque algo se esbozó en la Enciclopedia que dirigió Diderot, y en libros de los grandes ilustrados franceses, que van llegando a España de la mano de la editorial Laetoli, como todo Holbach y la imponente Memoria contra la religión de Jean Meslier" (Juan G. Bedoya, El País).

 

En noviembre de 1769 estaba ya impreso el Sistema de la naturaleza. A principios de 1770 se vendía en París por dos luises, un pequeño tesoro. La avidez por conseguir el libro fue sólo superada por el celo policial para impedirlo y localizar a los responsables. Se llegó a ofrecer una recompensa a quien denunciase al autor. El clero la condenó en 1770. El mismo año, el Parlamento de París la prohibió y ordenó su quema pública. Los escasos ejemplares requisados —todos guardaban celosa y arriesgadamente un libro tan atractivo como caro— fascinaban incluso a los magistrados, que se quedaban con ellos. Fue condenado por la Iglesia y pasó a formar parte del Índice de libros prohibidos. Pero las ediciones se sucedieron una detrás de otra.

 

Paul Heinrich Dietrich (o Paul-Henri Thiry, en su versión francesa), barón de Holbach, nació en 1723 en Edesheim, Palatinado, región de habla alemana fronteriza con Francia. Tras la muerte de su madre, su tío Franciscus, quien a finales del XVII había emigrado a París, consiguiendo amasar una gran fortuna y el título de barón, se encargó de su educación. Holbach estudió en la Universidad de Leiden, el centro europeo más avanzado en el estudio de las ciencias de la naturaleza y un foco de pensamiento ilustrado y laico en una Holanda relativamente tolerante. En 1749 volvió a París y se instaló en su gran mansión de la calle Saint-Roch. Holbach colaboró con casi 400 artículos a la Enciclopédie de Diderot, en particular sobre física y química, a la que apoyó económicamente en momentos difíciles, y convirtió sus comidas y tertulias en el salón de Madame d’Holbach ("la sinagoga") en un gran centro intelectual frecuentado por Diderot, Voltaire, D’Alembert, Rousseau, Buffon y algunos extranjeros de paso por París (David Hume, Benjamin Franklin, Laurence Sterne, etc.). Holbach se convirtió en el gran promotor y difusor de las ideas ateas en la Europa ilustrada. De todos sus libros, el más importante es Sistema de la naturaleza, una de las obras fundamentales del movimiento ilustrado y la cultura europea, que en el momento de su publicación provocó una conmoción como pocas obras filosóficas lo han hecho. Holbach murió en París en 1789, en vísperas de la revolución.

 

"Un radicalismo ilustrado muy agudo. Radicalismo filosófico general (materialismo y determinismo en sentido fuerte) y radicalismo antirreligioso no menos fuerte" (Vidal Peña, Revista de Libros)

 

"El más sentido homenaje a la razón escrito por ser humano alguno en la Historia [...]. Todo el conjunto de sus reflexiones es una enorme crítica al hecho religioso y al oscurantismo» (Leer)

No hay comentarios para este libro.

Solo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.

Publicidad
Publicidad