Obra francesa


22,00 € (IVA incluído)

978-84-121856-7-6

Obra francesa

Escritos del primer exilio

 

José Marchena


Editado en colaboración con el Museo de la Ilustración (MuVIM) de la Diputación de Valencia.

 

Colección Los ilustrados, 25
398 páginas
Traducción de Pilar Aguilera, Bernat Castany Prado y José Javier Rpdríguez
Epílogo de Francisco Sánchez-Blanco

 

Hasta ahora no se habían publicado en español la mayoría de los textos que José Marchena escribió en francés durante sus dos exilios. Ni siquiera su brillante opúsculo filosófico ateo Ensayo de teología. Tampoco sus escritos políticos, implicados desde 1792 en los acontecimientos de la Revolución francesa. Este libro recoge todos los textos localizados que Marchena escribió en francés durante su primer exilio. Compuestos con toda libertad, nos hacen imaginar qué habrían escrito sus amigos ilustrados que quedaron en España si no hubieran tenido a la Santa Inquisición y a la monarquía absolutista siguiéndoles los pasos. La mayoría de los  textos provienen de las transcripciones realizadas hace más de tres décadas por Juan Francisco Fuentes para su tesis doctoral, que resumió en su libro José Marchena, Biografía política e intelectual, Crítica, 1985.

 

José Marchena nació en Utrera, provincia de Sevilla, en 1768. Su padre era abogado y relator del Consejo de Castilla. A los doce años marchó a Madrid a realizar estudios de secundaria (entre ellos, hebreo) y a los quince se trasladó a Salamanca a estudiar Derecho. Allí trabó amistad con un grupo de estudiantes ilustrados y leyó a Montesquieu, Voltaire, Holbach, Helvétius, Rousseau, Mably y otros autores que burlaban las prohibiciones de la censura. En 1787 tuvo su primer encontronazo con la Inquisición y ese mismo año editó en Madrid el periódico El Observador, del que se publicaron sólo seis números pues fue prohibido por el Santo Oficio. En 1789 escribió la oda «A la Revolución francesa», «los más antiguos versos de propaganda revolucionaria compuestos en España», según Menéndez Pelayo, y en marzo de 1792 abandonó el país. Al año siguiente se trasladó a París, siempre al lado de los girondinos. Tras la llegada de Robespierre al poder en octubre de 1793 fue encarcelado y pasó 16 meses en prisión. Marchena fue un antijacobino radical. En los meses siguientes vivió todo tipo de peripecias. En 1796 abandonó su actividad política para dedicarse al estudio de la filosofía, la economía y las matemáticas. Fruto de ello es su opúsculo Ensayo de teología, de inspiración espinozista, y los seis números de Le Spectateur français, revista que dirigió. Tras la llegada de Napoleón al poder en 1799, todo se acelera: estancia en Alemania como recaudador de contribuciones del ejército del Rin, colaboración en Madrid con José Bonaparte, nuevo exilio en el sur de Francia donde se dedica a la traducción de autores antiguos (De la naturaleza de las cosas de Lucrecio) e ilustrados (Voltaire, Volney), nueva vuelta a España tras la proclamación por Riego de la Constitución en 1820 y muerte en Madrid en enero de 1821. Marchena es uno de los ilustrados españoles más lúcidos y radicales. La derecha y la ultraderecha española y francesa lo atacaron sin piedad. Chauteaubriand, al que debió conocer en el salón de Madame de Staël, lo llamó «sabio inmundo y aborto lleno de talento».

 

El Español y La Vanguardia (Historia y vida) recuerdan los 200 años de su muerte y se hacen eco de la publicación de esta Obra francesa. En Babelia (El País), Juan Francisco Fuentes publica un artículo, "Abate Marchena, fama y leyenda". Reseñas de Bernat Castany Prado ("Muerte y vida de José Marchena") en Zenda y de Juan José Laborda en El Imparcial.

 

"No cabe más que felicitarse por la espléndida idea de recuperar la obra francesa de Marchena. En sus páginas el lector hallará las pruebas irrefutables de hasta qué punto los ilustrados españoles conocían muy bien la doctrina revolucionaria francesa y, en muchos casos, se dejaron encandilar por ella" (Ignacio Fernández, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Oviedo, en Historia constitucional).

 

El autor de numerosos artículos y de los libros Europa y el pensamiento español del siglo XVIII (Alianza, 1991), La Ilustración en España (Akal, 1997), La mentalidad ilustrada (Taurus, 1999), El Absolutismo y las Luces en el reinado de Carlos III (Marcial Pons, 2002), La Ilustración goyesca (CSIC, 2007) y La Ilustración y la unidad cultural europea (Marcial Pons-Fundación Olavide, 2013), entre otros libros. Vive en Alemania.

 

"Hoy, cuando se cumplen 200 años de su muerte, y están a punto de ver la luz en español sus escritos en francés, parece obligado recordar la vida y reivindicar el pensamiento, siempre contracorriente, de quien fue uno de los más originales precursores de la España contemporánea" (Juan Francisco Fuentes, Babelia, El País).

 

"Una buena noticia gracias a @ed_laetoli : los textos franceses del abate Marchena, el pintoresco revolucionario español que me sirvió de modelo para el abate Bringas de Hombres buenos" (tuit de Arturo Pérez-Reverte, 22/02/2021)

 

"Cabe preguntarse por qué apenas nos acordamos de José Marchena, cuando sus dos exilios españoles, sus dieciséis meses de cárcel jacobina, su colaboración con el ejército napoleónico del Rin, su participación en el gobierno de José I Bonaparte y su tardío regreso durante el Trienio liberal hicieron de él una enciclopedia abierta de la historia europea, en general, y del pensamiento ilustrado, en particular" (Bernat Castany Prado, Historia y vida).

 

"Se acaba de publicar un libro interesante: Marchena. Obra francesa. Escritos del primer exilio, editado por Laetoli, 2021. Digo que es interesante porque los textos que José Marchena escribió durante su primer exilio en Francia no son una erudita curiosidad sobre un revolucionario liberal español, partícipe de las tremendas sacudidas históricas de la Revolución Francesa, sino que sus juicios acerca de la demagogia siniestra de los jacobinos, y su fanatismo ideológico, por ejemplo, captan el interés de quienes hoy están atentos al cariz que adopta el debate político en la mayoría de las democracias” (Juan José Laborda, El Imparcial).

 

Una antología de frases de José Marchena recopiladas de este libro puede leerse en la revista Zenda.

Publicidad
Publicidad