Plantas trepadoras


18,00 € (IVA incluído)

ISBN 9788492422258

Plantas trepadoras

Charles Darwin

Biblioteca Darwin, VI

Dirigida por Martí Domínguez

224 páginas

Prólogo de Eudald Carbonell
Traducción e introducción de José-Pío Beltrán

 

"«Siempre es un placer leer las grandes obras que han permitido avanzar en el pensamiento científico a lo largo de la historia. Más aún si han estado inéditas en lengua española o su disponibilidad ha sido escasa. En este sentido, Editorial Laetoli sigue ampliando su conocida Biblioteca Darwin, y lo hace con un sexto volumen titulado Plantas trepadoras, escrito por el genio de la biología y conocido autor de la teoría de la evolución y el origen de las especies. El papel de esta colección es, pues, fundamental para poner al alcance de los hispanohablantes uno de los principales legados científicos que se conocen» (NCYT, Noticias de la ciencia y la tecnología)

 

Es frecuente —escribe José-Pío Beltrán en su introducción— oír hablar de las plantas como organismos que, a diferencia de los animales, no pueden cambiar de ubicación para conseguir agua o alimentos o para huir, tanto de depredadores como de condiciones ambientales estresantes. Sin embargo, la capacidad de ejecutar determinados movimientos es una característica de las plantas que les permite realizar funciones como absorber agua y nutrientes y optimizar su exposición a la luz. Charles Darwin realizó el primer estudio sistematizado sobre el movimiento de las plantas trepadoras y propuso brillantes hipótesis evolutivas para explicar su origen y el perfeccionamiento de las formas en que se apoyan los mecanismos trepadores.

 

Charles Darwin (1809-1882) publicó en 1859 el libro científico más leído de su siglo y seguramente de todos los tiempos, El origen de las especies. Es su obra cumbre y uno de los libros que más influencia ha tenido en la humanidad. Las estufas de plantas de la casa de Darwin en Down se construyeron a comienzos de 1862. Durante los tres años siguientes, mientras tenía una salud delicada, Darwin fue capaz de observar los movimientos de nutación en las plantas trepadoras, tanto en los mencionados invernaderos como en su estudio. Publicó sus hallazgos en 1865 —tan sólo seis años después de la aparición de El origen de las especies— en el Journal of the Proceedings of the Linnean Society of London. La segunda edición, publicada por su editor John Murray, apareció en 1874.

 

Eudald Carbonell (Ribes de Freser, 1953) es uno de los más conocidos científicos españoles, especialmente por sus descubrimientos en el yacimiento de Atapuerca. Es doctor en Geología del Cuaternario por la Universidad Pierre et Marie Curie (1986) y en Historia por la Universidad de Barcelona (1988). Desde el año 1999 ocupa la cátedra de Prehistoria de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona. Entre sus libros de divulgación en castellano se encuentran Aún no somos humanos (Península, 2002), Los sueños de la evolución (RBA, 2003) y Atapuerca, perdidos en la colina (con J. M. Bermúdez de Castro, Destino, 2004).

 

José-Pío Beltrán (La Laguna, 1949) es profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad Politécnica de Valencia, y presidente de la Federation European Societies of Plant Biology. Ha dedicado más de 30 años al estudio de la biología del desarrollo de las plantas. Es coautor de Plantas transgénicas (Universidad de Salamanca, 2003) y miembro de la comisión de expertos de la Confederación de Sociedades Científicas de España.

 

"Una vez más, la grandeza deductiva del investigador británico, esencial en el pensamiento científico de todos los tiempos, se vuelve apasionante relato en un nuevo volumen de esta excelente Biblioteca Darwin" (Leer)

Publicidad
Publicidad