El médico de la reina


19,00 € (IVA incluído)

ISBN 978-84-121856-0-7

El médico de la reina

Arnau de Vilanova o la tenacidad

José M. Carrera

256 páginas

 

Reino de Aragón, finales del siglo XIII. Arnau o Arnaldo de Vilanova, nacido en Valencia, es médico de reyes, de papas y de la reina Blanca de Anjou. Es uno de los mejores médicos de su época, si no el mejor. Es también teólogo y reformador religioso, influido por corrientes espiritualistas como la de los fraticelli franciscanos. Asimismo, es un anunciador visionario del Apocalipsis y del Anticristo. En este libro de recuerdos, su mano derecha Gunderic, secretario inseparable, narra en su vejez la historia de su maestro, que es también la suya y la de Europa entera. Una época de agitación, de sectas y de hogueras, de persecuciones y de venenos.

 

José M. Carrera (Navarcles, Barcelona, 1937) es doctor en Medicina y Cirugía así como especialista en Obstetricia y Ginecología. Durante casi 40 años dirigió el Servício de Obstetricia y Medicina Perinatal del Instituto Universitario Dexeus de Barcelona. Fundó y fue secretario general de la International Academy of Perinatal Medicine. Es doctor honoris causa de las universidades de Coimbra, Buenos Aires y Montevideo, y miembro de honor de numerosas sociedades nacionales e internacionales de Obstetricia y Medicina Perinatal. En 1996 fundó la ONG Matres Mundi. Ha publicado numerosos libros, entre ellos Memorias de un ginecólogo (Edhasa, 2017) y Medicina deshumanizada. Por una sanidad con rostro humano (Laetoli, 2019). El médico de la reina es su primera novela, primera parte de la trilogía El arte de curar.

 

“Arnau de Vilanova fue el más brillante representante de la Medicina del siglo XIII y, sin duda, uno de los mejores de toda la Edad Media” (M. Neuberger)

 

“Nadie de aquel tiempo penetró como Arnau de Vilanova en los secretos de la naturaleza” (E. Champetier)

 

“No hay en todo el mundo conocido un médico tan extraordinario como Arnau de Vilanova” (Jaime I, rey de Aragón)

 

“Contagiado por la paz que se respiraba, me atreví a preguntarle cómo entendía el llamado arte de curar.
—Maestro, ¿cómo debe ser el médico ideal?
—Mi buen Gunderic, tu pregunta no es fácil de contestar. Ya me gustaría a mí acercarme a lo que creo que debe ser el médico ideal. Lo ideal es que el médico destaque no sólo por sus conocimientos teóricos, sino especialmente por su experiencia en el arte de curar. Y que tenga un carácter excelente que le permita empatizar con sus pacientes. Ten en cuenta que muchas veces el médico no cura por lo que receta, sino por lo que dice y por la forma en que lo dice”

Publicidad
Publicidad